Cerramiento porche

¿Cómo podemos aprovechar nuestro porche todo el año?

Si tienes un porche amplio sabes que tienes un tesoro, sin duda, suele ser la mejor estancia de la casa para celebrar eventos, pasar tiempo con amigos o para ti mismo. Si además de esto, quieres poder utilizarlo durante todo el año, y no solo durante los meses de calor, tenemos la solución. Como ya sabrás, en verano todo el mundo tiene su porche perfecto, siempre comen y cenan fuera y la temperatura ayuda a esto.

 ¿Y qué pasa en invierno con nuestro porche?

En cuanto llega el frio, se deja “abandonada” esta maravillosa parte de la casa. Sin duda podría tener mucho más protagonismo si pudiéramos evitar el frío, la lluvia, nieve o inclusive las hojas del otoño.

Colocando un cerramiento de cristal te permitirá cerrarlo en otoño para ver como caen las hojas mientras lees y tomas un chocolate caliente, o en invierno evitando que el frío haga mella en ti. Colocando unos sencillos paneles de vidrio podrás disfrutar de un trozo más de casa cuando llegue el frío.

Una de las opciones más comunes para estancias como esta, el porche, son las cortinas de cristal abatibles o correderas. No tienen perfiles, y por tanto, te permiten tener la visión completa tanto si lo tienes cerrado como si lo tienes abierto. Puesto que no tiene perfiles, nada interfiere entre el paisaje y tú, y además son tremendamente fácil de abrir y cerrar.

Sus paneles en lugar de ir abriéndose cristal a cristal, van colocados sobre unas guías por donde se deslizan empujando uno a otro de una manera sencilla en el caso de las correderas o de la misma forma van plegándose en el caso de las abatibles. De este modo, casi sin esfuerzo, irás dejando finalmente un maravilloso espacio libre hasta la última lámina de cristal.

Este tipo de cerramiento es uno de los más utilizados en los acristalamientos de porches y terrazas cercanas a salones, salitas o zonas de paso. Puesto que nos permite ampliar la propia habitación o zona, de modo que al tenerlo protegido ya podemos decorarlo como una estancia más en lugar de usar muebles de exterior. Al igual que ocurre con las correderas sin perfiles, las abatibles, por su diseño y comodidad, permiten cerrar cualquier zona, de cualquier forma y tamaño.

Además, tanto unas como las otras son idóneas en los lugares donde el espacio no permite el pliegue de los paneles de cristal del sistema abatible, tanto si se trata de una zona larga o corta.

Las cortinas de cristal abatibles tienen un funcionamiento muy cómodo. Son un conjunto de paneles de cristal templado separados por juntas de policarbonato tipo ”H” o de imán de goma, que se deslizan sobre una guía de aluminio horizontal uno por uno, hasta abrirse el último panel acoplándose plegados así mismo, en uno, o dos, si así lo requieren las dimensiones, extremos del espacio acristalado.

Mientras que las correderas de cristal, como he explicado arriba son un conjunto de paneles de cristal templado que se deslizan sobre perfiles de aluminio de modo que permiten una apertura y cierre sin necesidad de esfuerzos. Pero según la zona que queramos cerrar debemos saber qué tipo de apertura nos gusta o nos va mejor, ya que plegadas (abiertas) son completamente diferente.

Si solo tienes el espacio de la zona a cerrar, necesitarás las correderas que se quedan como las ventanas de toda la vida, agrupadas en un lado, pero si por el contrario tienes espacio delante de la cristalera y puedes extraer los paneles, la opción abatible te permite tener más espacio abierto, puesto que se quedan plegadas y no ocupen el ancho de un panel como ocurre en las otras.

Si no ves claro cual puede ser el cerramiento para tu porche, mira estos dibujos que te dejamos a continuación.

  1. Cortinas de cristal correderas. (No sobresalen del cristal, pero siempre quedará el grosor de una lámina de vidrio impidiendo la apertura completa).
  2. Cortinas de cristal abatibles. (Permite la apertura completa de la estancia, pero necesitamos espacio entre la cristalera y el mueble, columna o lo que tengamos delante, puesto que las láminas de vidrio se pliegan fuera de la propia cristalera obligando a tener ese espacio en la pared donde se recogen).

 

1 comentario en “¿Cómo podemos aprovechar nuestro porche todo el año?”

  1. Mónica Mañas

    He cerrado mi terraza y de entrada la casa mantiene mucho mejor el calor. Tengo la terraza limpia y no entra suciedad y polvo dentro de casa. He comenzado a disfrutar de este espacio como un salón de invierno y he dejado de encender luces durante el día, ya que la terraza tiene muchísima luz natural que no tengo dentro de casa, además, cada rayo de sol calienta el ambiente. El trabajo de la empresa ha sido impecable; desde el envío inmediato del presupuesto, toma de medidas y consejo para mis necesidades, seguimiento de satisfacción y especialmente el trabajo de instalación y materiales. Tuvieron algunas complicaciones porque el suelo y el techo no eran regulares y sin embargo todo lo han resuelto con el mismo presupuesto y planteando alternativas dejándolo todo limpio y perfecto. Estoy muy satisfecha con todos los implicados en mi instalación. Tengo pensamiento de realizar otro cerramiento y ya les he recomendado a amigos. Pagué el primer plazo cuando decidí hacerlo y en menos de 15 días ya lo están instalando, para pagar el segundo plazo a la finalización de los trabajos. En definitiva estoy muy contenta del trato recibido y del resultado del cerramiento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.